Women x light. Entrevistamos a grandes mujeres al frente de grandes proyectos de iluminación

En motivo del Día Internacional de la Mujer que se celebra el 8 de marzo de 2022, entrevistamos a 4 profesionales mujeres que han participado con LEDS C4 en algunos de nuestros mejores proyectos.

En motivo del Día Internacional de la mujer hemos querido entrevistar a cuatro grandes mujeres profesionales en el ámbito de la iluminación con quién hemos realizado proyectos y quienes nos inspiran a nosotros y a las próximas generaciones de lightings.

Hemos hablado con Birgit Walter, fundadora y directora creativa de BMLD, además de ser cofundadora de la Asociación Profesional de Diseñadores de Iluminación APDI. Con ella hemos participado en proyectos tan increíbles como la zona restaurante del Hotel Saint Regis de Doha, y el Fairmont Hotel Rey Juan Carlos I de Barcelona.
La creadora del estudio La Invisible, Maria Güell Ordis, también nos dará su visión. Con ella tuvimos la oportunidad de trabajar recientemente en el LlumBCN 2022.

También hemos compartido esta entrevista con Michela Mezzavilla, arquitecta y lighting designer, fundadora del estudio reMM y directora del posgrado en Lighting Design de la escuela IED Barcelona.

Natividad Casado, arquitecta, proyectista y consultora en AIA Arquitectura i instal·lacions, que nos ha acompañado en proyectos como el edificio del ayuntamiento en L'Hospitalet de Llobregat y el CEIP Vilablareix en Girona.

 

¿Qué es para ti una buena iluminación y una iluminación de calidad?

BW: El proyecto lumínico “de calidad” tiene y consigue unos objetivos más allá de los cumplimientos externos (p.ej.normativos, económicos, de proyecto). Quiere, busca y consigue algo más, podríamos decir que tiene “alma”. La iluminación de calidad a su vez cuida y selecciona el tipo de LED, su circuito impreso, sus ópticas, su relación con la carcasa/envoltorio/luminaria y con ello consigue una buena reproducción cromática, temperatura de calidad, óptica, eficiencia. e índice de deslumbramiento entre otros.

MM: Para mí una buena iluminación no solamente tiene que responder a los requisitos funcionales, normativos, de eficiencia y bienestar, de percepción visual y confort. También tiene que aportar un valor añadido a los espacios, destacando sus especificidades, y construyendo un discurso visual que armonice con la personalidad del proyecto y facilite la lectura y el disfrute de los ambientes.

NC: Una buena iluminación es la que proporciona a los usuarios un ambiente confortable y saludable que es capaz de adecuarse a las actividades que van a realizar.  Garantiza una óptima reproducción de color y se adapta a los diferentes escenarios, a las necesidades funcionales y, a la vez, potencia el espacio arquitectónico. Además, es sostenible gracias a la eficiencia de los equipos y a los sistemas de regulación y gestión que permiten adecuarse a las necesidades.

 

¿En qué te inspiras para un proyecto de iluminación? 

BW: Intento ligar el proyecto a lo que percibo de la persona, del lugar, de la marca, del espacio y a través de ello, dejo volar la imaginación. Cada proyecto es irrepetible, aunque sea para el mismo cliente, siempre hay otros estímulos, por ubicación, orientación solar, personas y equipos que participan y también, porque nosotros estamos en otro momento vital.

MGO: En diseñar el espacio en el que vivimos, compartimos y disfrutamos de la belleza y la luz juega en un gran papel.

MM: Me he dado cuenta que cuando hago un proyecto de iluminación, lo que busco es soñar, o quizás jugar. Imaginar un proyecto de iluminación es como imaginar un cuento, donde cada lugar tiene su personalidad y la luz se mueve entre los espacios como la narrativa de una historia, a través de jerarquías, contrastes, o acuerdos. Me divierte construir sistemas de reglas visuales y relaciones de contrastes, que luego construyen espacios, que a su vez generan sensaciones y emociones para las personas. En este sentido me inspiro en el relato que cada proyecto trae consigo, y esto es diferente en cada caso. Es la historia o la personalidad del proyecto la que me inspira la luz que mejor dialogará con él.

NC: Me inspira el espacio arquitectónico y el diálogo con la iluminación natural, así como imaginarme las diferentes actividades que se desarrollaran. También me inspira pensar cómo se vive y se muestra el edificio de noche. Es fundamental conocer el concepto de iluminación del arquitecto y los requisitos de cliente para que la solución sea integral, potencie el espacio y lo haga singular. Me ayudan los referentes de otros proyectos siempre con el objetivo de crear una iluminación particular para este nuevo espacio.

 

¿Qué otras mujeres son referentes para ti? Ya sea en iluminación u otras áreas?

BW: La lista es larguísima: empiezo por mi madre, que es una luchadora y gran inspiración, todas las mujeres que se atreven a investigar y son lo que quieren ser, las grandes acompañantes y maestras con las que me he cruzado en mi vida... La lista es muy larga y estoy infinitamente agradecería a todas ellas. Me gustaría aprovechar esta oportunidad para agradecer a una parte de ellas la huella que han dejado en mi a través de su acompañamiento que han hecho. Barbara Horton durante mis inicios de carrera como profesional en mi etapa de HLB en NYC, Amy Samuelson gran profesora con un amor infinito por su trabajo, en Parsons School of Design, mi gran amiga Jules Gim (NYC) que siempre, siempre ha luchado con amor por lo que ha querido, Prachiti Kinikar, maestra ayurvédica por su sabiduría y perseverancia, Anna Sabaté, maga formadora y actriz, por toda tu entrega, amor y sabiduría, por darme herramientas para conocerme, crecer, creer en mí misma e iniciar mi gran camino, amarme.

MM: En iluminación, son muchas las mujeres que admiro. Es un orgullo ver como cada día somos más en este sector. En especial, quiero mencionar tres personas que son para mi referentes y fuente de inspiración profesional y personal: la diseñadora de iluminación Maria Güell, que con el Festival Llum BCN y con su visión personal aporta muchísimo a la cultura de la luz; Esther Torelló, directora de Lightecture, que con su labor de comunicación se hace portavoz en el mundo del valor de nuestra profesión; y finalmente, Mariel Fuentes, la actual Presidenta de la APDI, gran profesional y gran mujer. La admiración que tengo por ella es tan grande, que después de varios años de colaboraciones espontaneas entre nuestros estudios, hemos decidido sumar fuerzas y fundar un proyecto común: MMAS lighting, que justo ve la luz en estos días. ¡Estamos muy ilusionadas de podéroslo contar!

NC: Para mí son referentes las mujeres honestas y motivadas que trabajan para conseguir soluciones que resuelvan las necesidades de las personas y aporten belleza al entorno en que vivimos. En el campo de la iluminación, me interesa mucho María Güell por su originalidad. En otros ámbitos, para mí es un gran referente Carme Ruscalleda, chef de cocina, por su manera de entender y practicar la cocina (elección de alimentos, tradición y modernidad, cocinar para ser feliz, detalles hasta el final…).

 

¿Cómo ves el papel de la mujer en el sector? cómo se podría fomentar más?

BW: Como en muchas profesiones, por titulación, hay más diseñadoras de iluminación que diseñadores de iluminación. El problema que tenemos en España es que la profesión a día de hoy no tiene todo el respaldo que desde mi punto de vista debería tener. Hay muchos proyectos que se siguen solucionando a través del proyecto del fabricante o distribuidor. Ojo, estos tienen su lugar y siempre debería de ser así, el problema es que los proyectos que buscan el plus adicional, ese proyecto en el cual se debería invertir tiempo y recursos, lo debería de hacer un diseñador de iluminación y para ello, se precisa una contratación y un Budget, igual que para el arquitecto. Cuando esto esté enfocado y realmente haya más trabajo, que es lo que debería de ser, estoy convencida que habrá más profesionales, entre ellos muchas mujeres, que se “tirarán a la piscina”.  La emprenduría en general, la veo muy complicada para el hombre y la mujer en este país. Se necesita ser muy valiente y perseverante.

MM: Cada vez hay más mujeres que se dedican a la iluminación, diría que en mi entorno quizás hay incluso más mujeres que hombres. Creo que se podría fomentar más la presencia de la mujer en el mundo del diseño de iluminación y del diseño en general con políticas de empresa más sostenibles y de escala más “femenina”. De hecho, este es uno de nuestros objetivos en MMAS lighting, pues creemos que las mujeres de nuestra generación tenemos que dar respuesta a estos retos.

NC: En el sector de la iluminación son fundamentales cualidades como la creatividad, la sensibilidad, la empatía, la flexibilidad, la abertura a nuevas soluciones y el trabajo en equipo. Estas cualidades son habituales en las mujeres por lo que considero las mujeres pueden tener un gran papel. Se podría fomentar más aumentando su participación en los equipos de diseño de los fabricantes de iluminación y en los estudios lumínicos de los proyectos.

 

¿Cómo te introdujiste en el mundo de la iluminación?

BW: Tuve la gran suerte de estar haciendo un internship un verano en el estudio de arquitectura de Mercé Zazurca, y Pep Gorgas en el cual trabajamos un edificio de oficinas y su luz natural. Me enamoré de inmediato y busqué como aprender más. Encontré el Master de Fine Arts (Lighting Design) de Parsons School Of Design en NYC y no lo dude un minuto. Uní mi pasión por este mundo que estaba descubriendo con la ciudad que me apasionaba e hice maletas, durante ¡10años!

MGO: Fui con un amigo a ver una ópera “Orfeo” creo que era y me quedé fascinada como sin ningún cambio de escenografía cambiaba todo, entendí que todo era a través de la luz, y al día siguiente busqué como donde estudiar esto, y terminé matriculándome la escuela Superior de Arte dramático en la especialidad de Escenografía, aunque mi tema era la luz y lo tuve claro desde el primer día.

MM: Fue por casualidad. El camino profesional me llevó a la luz de manera inconsciente. Cuando yo estudiaba arquitectura el diseño de iluminación no existía como disciplina, Me interesaba la escenificación a través de la luz: estudié dirección de fotografía para el cine, rodé unos cortometrajes, trabajé en el montaje e iluminación de exposiciones, iluminé discotecas, restaurantes, hoteles y parques en los despachos de arquitectura en los que trabajé. Pero pensaba que era parte de lo que se me daba bien en mi trabajo de arquitecta. ¡no supe lo que era un diseñador de iluminación hasta mucho después!

NC: Soy arquitecta y desde la universidad me interesó la iluminación como un elemento más de diseño porque dialoga, complementa y cambia la percepción de los espacios. Mi inmersión definitiva fue con el trabajo en la Basílica de la Sagrada Familia durante 4 años en los que junto con AIA – “Activitats i Instal·lacions arquitectòniques”-definimos los proyectos de iluminación para las torres y las sacristías y se renovó la iluminación del Templo. Fue todo un reto porque se trata de un edificio singular con mucha simbología -con proyecto del siglo XIX y con técnicas y requisitos del XXI- en el que la mayoría de luminarias fueron diseñadas específicamente, con la colaboración de los industriales.

 

¿Qué consejo darías a las futuras lightings designers de las próximas generaciones?

BW: Creed en vosotras, en vuestra pasión y trabajad mucho. Trabaja, trabaja, trabaja, coje todas las oportunidades que la vida te presente en los primeros años. Y escúchate, continuamente, ¿quieres más? ¿Te sigue inspirado? ¿Necesitas virar? La experiencia junto a esta mirada interior te da todo lo que necesitas para emprender tu camino. Cree en ti misma y constrúyete tu sitio.

MGO: Que hay que poner mucha energía para hacerse un lugar y luego para sostenerlo, hay que trabajar mucho y a la vez estar atentas a dos cosas: compartir y aprender a trabajar con amabilidad frente a un sector todavía muy masculino que no le da valor a estas cuestiones claves des de mi punto de vista.

MM: Que si la luz es su pasión, procuren disfrutarla y vivirla en su día a día, no solo como materia de sus proyectos, si no como estilo de vida.

NC: Mente muy abierta a la evolución de los conocimientos y las técnicas, escuchar al cliente y a los colaboradores, trabajo en equipo con los industriales para mejorar el producto y aplicar criterios de sostenibilidad. Además, creo que tenemos el reto de que la iluminación de calidad llegue a todas las personas, en todas las regiones del mundo, con precios asequibles. La iluminación contribuye al bienestar de las personas y a las relaciones humanas.